Temáticas|Categorías|Definiciones
gui

Información, para la formación

Botánica

La planta del tabaco

Imágenes, características, vídeos, descripción y nombre científico de la planta del tabaco.

La planta de tabaco es perenne, de tamaño medio, entre 50 cm y 2 metros. Es originaria del Sur del continente americano, en la zona andina. Su nombre científico es Nicotiana tabacum. La planta de tabaco pertenece a la Familia de las solanáceas (Solanaceae), que comparte con el tomate, el pimiento, la patata, la berenjena y la petunia entre otras. El género Nicotiana comprende más de 60 especies, siendo la Nicotiana tabacum la más conocida.


video

Vídeo

Video de la planta del tabaco ¡descúbrelo!

Más información

La planta de tabaco, emparentada con el  tomate, el pimiento, la patata, la berenjena y la petunia entre otras, es la familia de las solanáceas (Solanaceae). Tomate (Solanum lycopersicum), patata (Solanum tuberosum), pimiento (Solanum capsicum), berenjena (Salanum melongera).

La planta de tabaco, pertenece al género Nicotiana que abarca más de 60 especies, clasificadas en tres subgrupos; Nicotiana Petunoides con 45 especies, Nicotiana Rústica con 9 especies y Nicotiana Tabacum con 4 especies. La Nicotiana Petunoides no tiene ningún interés comercial, la Nicotiana Rústica produce tabacos fuertes y Nicotiana Tabacum (nombre científico del tabaco) es la que proporciona el 90% de todos los tabacos que se cultivan en el mundo.

El nombre de nicotiana tabacum fue dado en 1565 por Jean Nicot, embajador francés en Lisboa por aquella época. La especie fue descrita por el naturalista Carlos Linneo cuando publicó el tratado "Species Plantorum", y en ella denominó al tabaco "Nicotiana Tabacum" en homenaje a Nicot.

Aun cuando Nicotiana Tabacum reúne un gran número de razas, pueden clasificarse en cuatro variedades: havanesis, brasilensis, virgínica y purpúrea, que son el origen de las distintas variedades usadas para comercializar.

La Nicotiana Tabacum Brasiliensis comprende principalmente las variedades; Paraguay, Brasil de Bahía y Tabaco Burley.

La Nicotiana Tabacum Havanensis comprende algunas variedades de Tabaco de Oriente, Java, Sumatra y Vuelta Abajo.

La Nicotiana Tabacum Purpúrea  comprende la mayoría de los tabacos orientales y tabaco de Hungría.

La Nicotiana Tabacum Virgínica principalmente las variedades Kentucky y Virginia.

Se piensa que esta especie es un híbrido natural (anfidiploide) que se originó entre otras dos especies del mismo género: Nicotiana tometosiformis y Nicotiana sylvestris. Este híbrido entre ambas especies sería estéril y para reproducirse habría sido necesaria la duplicación de sus cromosomas. Esto pudo ocurrir de modo espontáneo en la naturaleza.

 

ORIGEN DEL TABACO | PLANTA DE TABACO

La especie Nicotiana Tabacum es originaria de América del sur, en la zona andina. Otras plantas de tabaco pertenecientes a este género son nativas de América del Norte y América del Sur, Australia, de África suroccidental y del sur del Pacífico.

Se estima que entre cinco mil y tres mil años a. C. ya se cultivaba el tabaco. Al colonizar América, su consumo ya estaba extendido. Las primeras semillas que llegaron a Europa se sembraron en las cercanías de Toledo, desde donde se extendió al resto de Europa y el Mundo.

 

CARACTERÍSTICAS DEL TABACO | PLANTA DEL TABACO

Es una planta dicotiledónea, de tamaño entre 50 y 200 cm, perenne; si bien se cultiva como anual.

Tiene los tallos erguidos y cubiertos de pelos glandulares y con médula blanca.

La Hoja del tabaco en general es grande, de más de 50 cm de longitud en algunas variedades, la mayoría de las especies presentan hojas sentadas (sésil),  si bien hay también especies con peciolo. Bordes enteros y peludos, alternas, ovales y lanceoladas generalmente (hay especies con las hojas acorazonadas o cordadas), con nervios centrales gruesos y algo glutinosos.Son de color verde.

La flor de tabaco, son de estructura simétrica. Nacen en la parte más alta de los tallos, reunidas en racimo. Sus 5 pétalos están fusionados formando una trompeta. Dependiendo de la variedad presentan una coloración desde el blanco verdoso al rosa. La polinización la llevan a cabo insectos, abejas y mariposas principalmente. La floración comienza en primavera y puede alargarse durante todo el verano. En las fotos: arriba, hoja y botones florales. Abajo, flores de Nicotiana Tabacum y Nicotina Rústica (Mapacho).

El fruto del tabaco, dispuesto en cápsula cónica, a modo de cajita oval de dos celdillas que se abren por la parte superior, con muchas semillas diminutas, puede haber más de mil por fruto, y unas 10.000 unidades pesan un gramo. Germinan en 10-20 días.

La raíz tabaco es ramosa, fibrosa y blanca, poco profunda que unida a sus hojas grandes de tabaco provoca que se tumben las plantas de tabaco con vientos fuertes. Es precisamente en las raíces, particularmente en las raicillas en crecimiento, donde se produce la nicotina que se acumula en las hojas.

 

ASPECTO 

La Nicotiana Tabacum Brasiliensis  tiene un porte o forma de la planta cónica. Son de poca altura, con tallo fuerte y los entrenudos cortos. La hoja pasa del verde brillante al marrón brillante. Las flores pueden ser rojas o rosas.

La Nicotiana Tabacum Havanensis su forma es elipsoidal. Alcanzan una altuta media con tallos no muy gruesos y amplios entrenudos. Hojas verde claro que se tornan a verde oscuro. Las flores pueden ir del rojo al carmín.

 

La Nicotiana Tabacum Purpúrea  con forma cilíndrica. Altura variable. Entrenudos en la parte baja cortos y al final largos. Las hojas pasan del verde amarillo a marrón claro. Las flores pueden ser blancas a tonos púrpura.

La Nicotiana Tabacum Virgínica forma como dos conos unidos por su base. Gran altura, tallos gruesos y fuertes con entrenudos cortos en la parte de abajo y mas largos en la parte alta. Hojas de color verde oscuro que se tornan a coloraciones marrón cobrizo. Las flores pueden ser rojas o rosas.

Presentan un olor fuerte y muy característico, con ciertas propiedades narcóticas que se atribuyen al alto contenido en las hojas del alcaloide llamado nicotina.  Las flores pueden ser rojas o rosas.

 

HÁBITAT DEL TABACO | PLANTA DEL TABACO

  • ALTITUD - Las condiciones de altitud del cultivo de tabaco van desde el nivel del mar hasta zonas de hasta unos 600 metros sobre el nivel del mar.
  • DISTRIBUCIÓN - El área geográfica de cultivo de tabaco se extiende aproximadamente desde los 60º de latitud Norte hasta los 40º de latitud Sur, si bien el 90% de las plantaciones se localizan entre el Ecuador y 40º de latitud norte.
  • CLIMA Y TEMPERATURA - Al ser su origen de regiones tropicales, la planta del tabaco se desarrolla mejor en estas zonas, si bien se cultiva igualmente en regiones subtropicales y templadas con veranos cálidos. Prefiere temperaturas uniformes.

En clima tropical, las cosechas son más tempranas. Las hojas de tabaco transpiran poco, y el grosor de la hoja disminuye dando mayor finura a la misma. En otros climas las cosechas requieren unos 120 días desde el trasplante hasta la maduración completa y durante este periodo no debe haber heladas.

Durante la fase de crecimiento de la planta del tabaco en semillero, precisan temperaturas superiores a los 16ºC. Durante la fase de cultivo, la temperatura puede variar entre los 18ºC y los 28ºC y no debe haber grandes variaciones de la misma, ni de la luminosidad.

Los climas cálidos y secos producen una hoja de tabaco más corta y con mayor contenido en nicotina. Un aporte de agua suficiente y una humedad ambiente elevada producen hojas de tabaco más grandes y con menor proporción de nicotina.

Las sequias, los excesos de humedad, descensos nocturnos de temperatura, y en general la variación de las condiciones óptimas de cultivo de tabaco, aumentan la absorción del cloro lo que provoca una disminución en la combustibilidad de la hoja de tabaco.

  • HUMEDAD – La planta del tabaco es muy sensible al exceso o falta de humedad. Una humedad elevada en el terreno produce un desarrollo pobre. Esta planta de tabaco prefiere un poco de sequía a un exceso de agua que sería perjudicial.

En regiones secas la planta produce hojas poco elásticas y más ricas en nicotina que en las regiones húmedas. La humedad ambiental tiene una influencia importante sobre la finura de la hoja, aunque se facilita la propagación de enfermedades criptogámicas (causadas por un hongo u otro organismo).

  • PRECIPITACIONES - Las precipitaciones deben ser moderadas y uniformes entre los 1.000 y 1.200 mm, ya que los periodos de sequía, aunque sean cortos, como los periodos de lluvia intensa, afectan mucho la calidad del tabaco. Para asegurar la regularidad y uniformidad es conveniente la utilización de riego. Un aporte de agua favorable es condición indispensable para lograr hojas de tabaco ancho y delgado, de buena calidad. Una precipitación baja, en general, produce tabaco alto en nicotina, nitrógeno y calcio, y pobre en potasio y carbohidratos. Al aproximarse el periodo de maduración y cosecha, se necesita un periodo seco.
  • LUMINOSIDAD – Una gran luminosidad reduce el tamaño de las hojas de tabaco y aumenta su espesor, es por ello que los tabacos para la cobertura de los cigarros se cultivan bajo sombra en climas cálidos y húmedos.
  • SUELO -  Se adapta a una gran variedad de suelos y climas, pero alcanza mejores resultados en tierras ricas en nutrientes, sueltas y profundas en  zonas de clima templado o tropical, donde no haya heladas, con temperaturas uniformes. El suelo es determinante en la calidad del tabaco.

El tabaco prefiere suelos ligeramente ácidos de 5.5 a 6.5. Los suelos alcalinos, por debajo de 4.5 no los tolera bien. Para hojas de tabaco clara el pH más apropiado es de neutro a ligeramente ácido, en cambio para tabacos de tipo oscuro  prefieren suelos con pH neutro o ligeramente alcalino.

La textura de las tierras influye sobre la calidad de la cosecha y el contenido en nicotina de las hojas de tabaco. Los tabacos más finos y de color claro se obtienen de los suelos arenosos, en los arcillosos se dan tabacos de peor calidad. Los suelos pesados y fértiles dan igualmente tabaco de pobre calidad, con altos contenidos de nitrógeno, calcio y nicotina, y con un contenido bajo en potasio y carbohidratos, mientras los suelos ligeros producen tabacos de mejor calidad.

Primero vamos a conocer  la definición de suelo franco, que es aquel que está en proporciones óptimas en cuanto a arena,  limos y arcilla. La arena aporta textura suelta, los limos la fertilidad y la arcilla la retención de humedad.  Si su contenido de arena es un poco más que el óptimo se denomina franco-arenoso. Si lo que está en exceso es arcilla, se le conoce como franco-arcilloso. Si lo que excede algo es el limo, se le conoce como franco-limoso.  Son suelos de elevada productividad agrícola.

Así por ejemplo, los suelos más indicados para el tipo tabaco Virginia (curados al aire caliente: Flue-cured) son los franco-arenosos con bajo contenido de materia orgánica, un pH ácido o neutro, bajos niveles de nitrógeno  y  altos niveles de potasio y fósforo. Los suelos más indicados para los Burley (curados al aire: Air-cured) los franco-arcillosos y franco-limosos, fértiles y con un alto contenido de materia orgánica. Los tabacos negros curados al aire o al fuego requieren suelos franco-arcillosos o arcillosos, con un poco de drenaje interno, de mediana fertilidad y con poca materia orgánica, un pH ácido a neutro. Mejor si el subsuelo es compacto y casi impermeable.

Para los tabacos utilizados para cigarros-puros, curados al aire, si son para capas requieren suelos ligeros franco-arenosos o franco-limosos, algo fértiles, ricos en materia orgánica, pH ácido o neutro; si son para capotes y tripas requieren suelos más pesados, francos o franco-arcillosos, con fertilidad y contenido de materia orgánica mediana, un pH neutro a ligeramente ácido.

Los tabacos del tipo turco, aromáticos, requieren suelos pesados, arcillosos, de muy baja fertilidad y bajo contenido de materia orgánica, PH ligeramente ácido o neutro. El subsuelo debe ser arcilloso, casi impermeable.

La calidad del tabaco depende mucho de la presencia de ciertos elementos nutritivos del suelo.

Cuando los niveles de nitrógeno son bajos, se obtienen hojas de tabaco pequeño, delgado, y con bajo contenido de nicotina (caso de los tabacos aromáticos de tipo Turco). Con una cantidad excesiva de nitrógeno se obtienen hojas oscuras y gruesas pero de baja calidad. Para tabacos de cobertura donde es importante el tamaño y el espesor de la hoja de tabaco, el suelo debe contar con suficiente cantidad de nitrógeno, pero sin exceso. El nitrógeno condiciona mucho la cantidad y la calidad del cultivo de tabaco.

El fósforo acelera la maduración, si su disponibilidad es alta, afecta negativamente a la calidad del tabaco.

El potasio es un elemento del que el tabaco es particularmente exigente, al punto que si es deficitario se obtiene un tabaco de muy poca calidad y de difícil combustión. También es exigente en hierro y cobre. El azufre tiende a reducir la combustión del tabaco, un factor importante a tener en cuenta en el momento de la elección de los abonos. Los suelos ricos en calcio y magnesio no son buenos para el cultivo de tabaco. No debe sembrarse el tabaco en suelos salinos por su contenido en cloruros.

 

CULTIVO DE TABACO | PLANTA DEL TABACO

Pulse este enlace para acceder a información sobre el CULTIVO del tabaco

 

Nicotiana tabacum (nombre cientifico del tabaco)

Las hojas de tabaco pueden tener o no pecíolo. Se denominan Sésiles a las hojas que van unidas directamente al talloEstas son las partes de una hoja con peciolo (Peciolada).  En el tabaco oriental hay varietales sin pecíolo. Algunas de las hojas  llevan unas aurículas o "lenguetas" que pueden llegar a rodear el tallo. La superficie de la hoja se denomina "lámina", presentando a su vez un HAZ y un ENVÉS según sea la "parte de arriba"ó la "parte de abajo".

 

Palabras clave

Búsquedas relacionadas con la web: planta de tabaco, plantas de tabaco, planta del tabaco, tabaco planta, hojas tabaco, hoja de tabaco, tabaco, el tabaco, como plantar tabaco

cookielaw